Call Button

La Junta Rural de Agua y Saneamiento de Naica (JRAS) atendió una fuga en la línea principal de agua potable que alimenta a más de 4 mil chihuahuenses de la localidad.

Personal de la JRAS con apoyo de la Junta Central de Agua y Saneamiento de el Estado (JCAS) trabajaron en conjunto para evitar el desperdicio del vital líquido y garantizar el derecho humano.

“La fuga necesitaba una atención especial, ya que nuestra tubería se encuentra por encima de una tubería de PEMEX, por lo que necesitaba una autorización especial para la excavación” menciona el director ejecutivo de la JRAS, Julián Zubia.

La descentralizada trabajó por jornadas de más de 12 horas diarias para reestablecer el servicio con normalidad.

El incidente requirió del apoyo del organismo operador del agua de Saucillo, la coordinación con la Alcaldesa Municipal de Saucillo, Aidé López, así como con el presidente seccional de Naica, Óscar Rea, para dotar de agua potable a los locatarios por medio de pipas durante el tiempo que se reparaba la fuga.

Finalmente Zubia agradece la comprensión de la ciudadanía y hace un llamado para hacer un uso racional del líquido vital.