Entrega director ejecutivo 24 unidades nuevas adquiridas que permitirán atender necesidades de agua en la Tarahumara y las zonas rurales.
La Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS) del Gobierno del Estado, en atención al llamado del gobernador Javier Corral Jurado mediante el decreto de austeridad, después de dos años de ahorros administrativos y mediante una inversión de recursos propios, adquirió una flotilla de vehículos de trabajo con valor de 10.5 millones de pesos.

Las unidades que de inmediato serán integradas al servicio este mes, son 21 camionetas tipo pick-up y tres vehículos tipo sedán, mismas que servirán al personal del área técnica que trabaja fuera de la ciudad, sobretodo en la Sierra Tarahumara.

El área técnica en la Junta Central se encarga de desarrollar proyectos y de supervisar obras hidráulicas en el estado de Chihuahua, sobre todo en las localidades rurales.

Estos vehículos beneficiarán principalmente a los habitantes de las comunidades serranas, así como a las 31 juntas municipales y los 18 organismos rurales de agua y saneamiento de todo el estado.

El director ejecutivo de la descentralizada, Oscar Ibáñez, destacó que desde el inicio de la administración se dieron a la tarea de identificar las necesidades inmediatas de cada organismo.

Una de ellas fue la de equipar a las juntas de nuevas unidades con la finalidad de fortalecer y contar con los vehículos necesarios para la realización de estudios y supervisión de obras, sobre todo en la zona serrana del estado.