Call Button

Se giran lineamientos a todos los organismos operadores en el estado; llaman a hacer pagos y trámites vía digital, además de usar las líneas telefónicas para evitar aglomeraciones.

Para enfrentar cualquier contingencia ante el COVID-19, se han tomado medidas que garanticen el abasto del recurso hídrico para toda la población y las acciones permanentes de saneamiento, señaló el director ejecutivo de la Junta Central de Aguas y Saneamiento (JCAS), Oscar Ibáñez Hernández.

“Como ustedes saben, una de las medidas más importantes como se ha estado exponiendo es la higiene, es el lavado de manos para evitar la propagación de este virus. Nosotros lo que vimos en el análisis de riesgo es que el servicio de agua en el estado, se vuelve estratégico que no vaya a fallar”, expresó en enlace desde Ciudad Juárez.

El funcionario indicó que se tomaron medidas obligatorias para garantizar el servicio, tanto en el organismo central como en todas las Juntas Municipales y Rurales que hay en el estado.

Informó que desde el pasado jueves se hizo contacto con los organismos operadores y los comités de agua de los municipios, para asegurarse que existan químicos y aparatos disponibles para la cloración en todos los sistemas de agua.

Ibáñez Hernández destacó que en los siguientes días se ampliará y mejorará la atención telefónica o por vía digital, para que los usuarios no tengan que acudir a realizar trámites y evitar así las aglomeraciones.

Recordó que ya se pueden hacer pagos de consumo del agua de manera digital, en tiendas de conveniencia o a través de Internet.

“Es muy importante y tenemos que asegurar durante este periodo, que todo mundo pague su agua, porque sí necesitamos tener recursos para no interrumpir el servicio bajo ninguna circunstancia”, explicó.

Dijo que además se está capacitando al personal de campo para que la interacción que tengan que hacer con los usuarios se mantenga a la distancia, para evitar posibles contagios.

Agregó que para proteger al personal, por ejemplo las cajeras y otros empleados que tienen más contacto con el público se toman medidas de protección especial como guantes para manejar el dinero, además de las recomendaciones de lavado de manos y uso de gel, para evitar posibles contagios.

Puntualizó que desde el viernes se mandaron estas directrices a todas las juntas para la elaboración de los planes de contingencia y hacer frente a la pandemia del coronavirus y el sábado ya se verificó que todos los organismos tuvieron ya este documento.

De igual manera, comentó que en caso de que alguno o varios de los servidores públicos de ese organismo tuvieran que dejar de trabajar, se han tomado las medidas para que no se afecten las operaciones de los sistemas de distribución y que no falte el agua.

Respecto a los organismos que son manejados por una sola persona, como algunas juntas rurales, se han tomado precauciones para que otra persona capacitada esté disponible en esa labor, como es la operación de las bombas de distribución.

“Y entonces en una eventualidad de que alguien tuviera que retirarse por cuestiones de salud, tener inmediatamente quien lo supla”, expresó.

A continuación se enlistan algunas de las medidas generales que se incluyeron en el documento enviado a todo los organismos operadores:

• Cada Junta municipal y rural debe elaborar su plan de contingencia de acuerdo a sus recursos y entorno de apegada a las directrices establecidas por JCAS.
• La JCAS hará compras consolidadas de materiales y suministros de limpieza, higiene y saneamiento para que a ninguna Junta le falte; se identifican áreas sensibles de operación en cada Junta para tener redundancia operativa con personal capacitado.
• En medida de lo posible se evitará la atención al público en oficinas, con el objetivo también de salvaguardar a nuestro personal y se harán funciones de manera remota y digital, en cuanto la contingencia avance.
• Se estará monitoreando diariamente la evolución de la contingencia y se harán los ajustes necesarios en cada fase de la misma, para mantener la operación de organismo operador.
• Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente, usando un producto común de limpieza.
• Lavado frecuente de manos, con agua y jabón, por al menos 20 segundos.
• Desinfectar continuamente durante el día el celular a la par de las manos.
• Al estornudar o toser, cubrir la nariz y la boca con el ángulo interno del
antebrazo o un pañuelo desechable.
• Evitar saludar de mano, beso y abrazo.
• Evitar compartir alimentos y bebidas.