Call Button

Gobierno del Estado a través de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS) y en coordinación con la empresa Infraestructura Energética Monarca, filial de TC Energía, antes TransCanada, tan solo en el 2019 invirtieron $58.1 millones de pesos en la construcción de sistemas colectivos y cosechas de agua derivados de la colaboración en la construcción gasoducto El Encino – Topolobampo.

Así, se concreta el compromiso firmado en diciembre de 2018 entre la empresa y el gobernador Javier Corral. La firma de los convenios con TC Energía y las organizaciones de la sociedad civil organizada representan una inversión social reflejándose en un desarrollo social y económico de gran impacto para las comunidades beneficiadas.

El programa incluye 1,830 cosechas de agua que serán implementadas por las organizaciones Centro de Acopio para la Tarahumara (Captar) y Ecología y Comunidad Sustentable (ECOS), así como 35 sistemas colectivos, implementados por Comunidad y Familia de Chihuahua (COFAM), Centro de Desarrollo Alternativo Indígena (Cedaín) y Acciones Colectivas, beneficiando a 2 mil 450 familias de los municipios de Guachochi, Urique, Chínipas, Bocoyna, Guazápares y Batopilas. 

El director ejecutivo de la JCAS enfatiza que el problema de fondo en la zona serrana es el costo, ya que la mayoría de las familias rarámuris habitan en zonas muy dispersas, dotarles del servicio como se hace en el resto de la entidad tomaría 30 años. En este sentido el hallazgo ha sido trabajar con la sociedad y las organizaciones de la Sociedad civil. De la mano con los ciudadanos, las autoridades y empresas comprometidas como TC Energía proven del recurso, mientras que los chihuahuenses diseñan, entrenan y construyen.

“El gasoducto El Encino-Topolobampo refleja una historia de compromiso social: desde el seguimiento puntual al proceso de consulta y estudio de impacto social, hasta los acuerdos en inversiones comunitarias como son la instalación de estos sistemas colectivos de agua potable y unidades de captación pluvial en los hogares de comunidades rarámuri, a lo largo de la sierra tarahumara. Este programa refrenda el compromiso de TC Energía y de Infraestructura Energética Monarca con las comunidades y reitera la exitosa colaboración con la administración del gobernador Corral y con las organizaciones de la sociedad civil en beneficio de las comunidades cercanas a nuestro proyecto”, dijo Carlos Borunda, Director de Relaciones con Gobierno y Atención a Grupos de Interés de TC Energía. 

La implementación de estos proyectos tiene un alcance potencial de casi 9 mil personas que actualmente no cuentan con acceso regular a agua potable, lo que se traduce en una mejora sustantiva en la calidad de vida de las comunidades.

Al igual que en los convenios anteriores, se establece que la JCAS y la filial de TC Energía son las encargadas de proveer los recursos monetarios necesarios, mientras las asociaciones civiles tienen la gran labor social de capacitar a las familias de las comunidades indígenas en la instalación, funcionamiento y mantenimiento de los equipos.